Estados Unidos
danos tu opinión
Actividades
Conquistando gigantes de hielo
Redacción Travelview
Para muchos el frío invita a cobijarse en casa y bajo una manta, pero para los más atrevidos es hora de coger los crampones y los piolets y ponerse a picar un poco de hielo.

La escalada en hielo es una de las disciplinas más complicadas de la escalada deportiva y a su vez, una de las más desconocidas. A pesar de la emoción y la adrenalina, no es un deporte de prisas, ni recomendado para ansiosos en absoluto. Aquí se pone a prueba tanto nuestra paciencia como resistencia física y potencia de brazos y piernas. Para escalar en hielo es aconsejable conocer las maniobras y técnicas de la escalada en roca, ya que siendo completamente diferentes, al menos nos ayudará a familiarizarnos con el uso de cuerdas y prácticas de seguridad. Básicamente, la dificultad y el peligro de esta especialidad vienen impuestos tanto por la inclinación de la pared como por el grado de dureza de la nieve, que va desde blanda hasta el hielo sólido. Durante la ascensión, nuestros mejores amigos han de ser los crampones y piolets. Los crampones son los dispositivos metálicos que se calzan en las botas y su función es clavarse en la nieve o el hielo para garantizar la estabilidad. El piolet es la herramienta que se usa para clavar con fuerza en la nieve o el hielo y que nos ayudará a impulsarnos en la subida.

La ciudad de Ouray, en Colorado, Estados Unidos, es conocida como “la Suiza de América” y se considera uno de los centros mundiales de la escalada en hielo, llegando a acoger a 15.000 escaladores al año. Por eso, uno de los mejores lugares donde los principiantes pueden iniciarse en su aprendizaje y los ya expertos seguir entrenando, es el Ouray Ice Park. Este inmenso parque es el primero del mundo dedicado exclusivamente a la escalada en hielo y también es uno de los más accesibles del planeta.
Cuenta con más de 200 ascensos de dificultad variable, 14 áreas de escalada, casi 5 kilómetros de paredes verticales y espectaculares cascadas de hielo. Las instalaciones son de uso gratuito para los escaladores. El complejo dispone además de aguas termales donde uno puede recuperar la sensibilidad en los dedos después de enfrentarse al duro hielo. De reconocido prestigio es el Ouray Ice Festival, el evento internacional que se celebra en el parque y donde se dan cita una vez al año los mejores deportistas del mundo.

AGENDA
qué opinas
danos tu opinión
Marga
Chicago es la ciudadd de los clubs de blues y de los rascacielos. Es grandiosa, mucho más de lo que en principio uno se imagina.
Alberto
Las islas Hawai también forman parte de EE.UU. Sus paisajes tropicales y sus playas idílicas harán difícil que el viajero se quiera marchar.
Paloma
Una foto en el famoso Golden Gate, montar en el tranvía y visitar el barrio chino son tres cosas imprescindibles en la visita a San Francisco.
Javier
Reserva,como mínimo, una noche para recorrer los casinos más famosos de Las Vegas, como el Four Queens o el Fremont. Son sencillamente espectaculares.
África
Philadelphia es un hervidero de cultura y de arte. Es la ciudad de la fraternidad y el amor. No puedes perdértela.
Eduardo
Sobrevolar el Gran Cañón en helicóptero es una experiencia única, merece la pena pagar por ella.
Elsa
Una excursión imprescindible en el sureste del Colorado es la del Parque Nacional arqueológico Mesa Verde.
Juan Carlos
Tienes que vivir la experiencia de recorrer al menos un tramo de la ruta 66. En el camino encontrarás pueblos que conservan el aire de los viejos tiempos y que son muy auténticos.
Martina
Yosemite es uno de los parques naturales más destacados del país. Merece mucho la pena visitarlo en cualquier época del año. Y además puedes quedarte en alguno de los bungalows que alquilan dentro.
Abel
Aunque no suele ser tan conocido, recomiendo el Desierto de Arenas Blancas, en Nuevo México. Es el paisaje más espectacular que he visto nunca.
Umberto
La Bahía de San Francisco es uno de los lugares idílicos de EE.UU. Comer fish & chips en los puestecitos del puerto y contemplar desde tierra la isla de Alcatraz te harán sentir dentro de una película.
Antonio
Miami Beach y las playas de California son exactamente iguales a como estamos acostumbrados a verlas en el cine. Son todo un espectáculo.
Ángel
Alaska merece por sí sola un viaje de varias semanas. Si vas en invierno la verás en estado puro y podrás dedicar unos días a esquiar en sus increíbles pistas nevadas.
Marga
Chicago es la ciudadd de los clubs de blues y de los rascacielos. Es grandiosa, mucho más de lo que en principio uno se imagina.
Alberto
Las islas Hawai también forman parte de EE.UU. Sus paisajes tropicales y sus playas idílicas harán difícil que el viajero se quiera marchar.
Paloma
Una foto en el famoso Golden Gate, montar en el tranvía y visitar el barrio chino son tres cosas imprescindibles en la visita a San Francisco.
Javier
Reserva,como mínimo, una noche para recorrer los casinos más famosos de Las Vegas, como el Four Queens o el Fremont. Son sencillamente espectaculares.
África
Philadelphia es un hervidero de cultura y de arte. Es la ciudad de la fraternidad y el amor. No puedes perdértela.
Eduardo
Sobrevolar el Gran Cañón en helicóptero es una experiencia única, merece la pena pagar por ella.
Elsa
Una excursión imprescindible en el sureste del Colorado es la del Parque Nacional arqueológico Mesa Verde.
Juan Carlos
Tienes que vivir la experiencia de recorrer al menos un tramo de la ruta 66. En el camino encontrarás pueblos que conservan el aire de los viejos tiempos y que son muy auténticos.
Martina
Yosemite es uno de los parques naturales más destacados del país. Merece mucho la pena visitarlo en cualquier época del año. Y además puedes quedarte en alguno de los bungalows que alquilan dentro.
Abel
Aunque no suele ser tan conocido, recomiendo el Desierto de Arenas Blancas, en Nuevo México. Es el paisaje más espectacular que he visto nunca.
Umberto
La Bahía de San Francisco es uno de los lugares idílicos de EE.UU. Comer fish & chips en los puestecitos del puerto y contemplar desde tierra la isla de Alcatraz te harán sentir dentro de una película.
Antonio
Miami Beach y las playas de California son exactamente iguales a como estamos acostumbrados a verlas en el cine. Son todo un espectáculo.
Ángel
Alaska merece por sí sola un viaje de varias semanas. Si vas en invierno la verás en estado puro y podrás dedicar unos días a esquiar en sus increíbles pistas nevadas.
Marga
Chicago es la ciudadd de los clubs de blues y de los rascacielos. Es grandiosa, mucho más de lo que en principio uno se imagina.
Alberto
Las islas Hawai también forman parte de EE.UU. Sus paisajes tropicales y sus playas idílicas harán difícil que el viajero se quiera marchar.
Paloma
Una foto en el famoso Golden Gate, montar en el tranvía y visitar el barrio chino son tres cosas imprescindibles en la visita a San Francisco.
Javier
Reserva,como mínimo, una noche para recorrer los casinos más famosos de Las Vegas, como el Four Queens o el Fremont. Son sencillamente espectaculares.
África
Philadelphia es un hervidero de cultura y de arte. Es la ciudad de la fraternidad y el amor. No puedes perdértela.
Eduardo
Sobrevolar el Gran Cañón en helicóptero es una experiencia única, merece la pena pagar por ella.
Elsa
Una excursión imprescindible en el sureste del Colorado es la del Parque Nacional arqueológico Mesa Verde.
Juan Carlos
Tienes que vivir la experiencia de recorrer al menos un tramo de la ruta 66. En el camino encontrarás pueblos que conservan el aire de los viejos tiempos y que son muy auténticos.
Martina
Yosemite es uno de los parques naturales más destacados del país. Merece mucho la pena visitarlo en cualquier época del año. Y además puedes quedarte en alguno de los bungalows que alquilan dentro.
Abel
Aunque no suele ser tan conocido, recomiendo el Desierto de Arenas Blancas, en Nuevo México. Es el paisaje más espectacular que he visto nunca.
Umberto
La Bahía de San Francisco es uno de los lugares idílicos de EE.UU. Comer fish & chips en los puestecitos del puerto y contemplar desde tierra la isla de Alcatraz te harán sentir dentro de una película.
Antonio
Miami Beach y las playas de California son exactamente iguales a como estamos acostumbrados a verlas en el cine. Son todo un espectáculo.
Ángel
Alaska merece por sí sola un viaje de varias semanas. Si vas en invierno la verás en estado puro y podrás dedicar unos días a esquiar en sus increíbles pistas nevadas.
comparte tus experiencias
Envíanos tu reportaje sobre Estados Unidos y compártelo con otros viajeros que como tú quieren saber más para disfrutar al máximo de sus viajes.
subir
 (se reescalará a 425x265px)