Estados Unidos
danos tu opinión
Actividades
Pasear entre raíles
Redacción Travelview
¿Cuántas vías de tren abandonadas hay en las ciudades? ¿y cuántas se han reconvertido en parques? En Nueva York se ha hecho. Es lo que se conoce ahora como el High Line Elevated Park, ubicado en la zona oeste de Manhattan, que se extiende desde Gansevoort Street -en el Meatpacking District- hasta la calle 34 y entre las avenidas 10 y 11. Estas vías se construyeron en 1930 a 9 metros sobre el suelo con el fin de que los trenes de mercancías pudiesen circular por ellas y hoy ofrece unos peculiares puntos de vista de la ciudad. Dejó de funcionar en 1980 y no fue hasta 2003 que decidieron hacer algo con esas vías. Los Amigos de la High Line convocaron un concurso internacional de ideas. Ganó el equipo de James Corner, y lo que vemos hoy es su concepto de agri-tectura (parte agricultura, parte arquitectura).

En 2009 ese concepto se convirtió en realidad y neoyorquinos y turistas pudieron comenzar a disfrutar de esos 2,33 kilómetros de paseo más que agradable repleto de vegetación y espacios de descanso, no sólo con bancos y sillas sino hasta con tumbonas en una de las partes del recorrido. La estructura del parque no deja de sorprender a los visitantes. Mientras los neoyorquinos que trabajan por la zona acuden allí a comer o a descansar, los turistas van parando cada cinco metro para fotografiar sus peculiaridades. Los árboles y las plantas crecen entre las antiguas vías perfectamente conservadas. En algunos tramos, esos carriles terminan en la pared de un edificio que se construyó después y la escena se convierte en la más fotografiada de todas.

Otro de las cosas curiosas que ofrece el High Line es la posibilidad de poder sentarte frente a una cristalera enorme a modo de mirador sobre una de las congestionadas carreteras de la zona por la que no paran de pasar los tan característicos taxis de la ciudad. Pero, sin duda, uno de los enclaves más bonitos del paseo es la parte en la que desaparecen los edificios y aparecen las vistas al río Hudson. No en vano es el sitio elegido para colocar una hilera de tumbonas de madera donde relajarse o tomar el sol, como hacen muchos neoyorquinos ahora que llega el verano. Las tumbonas están muy solicitadas y cuesta encontrar una libre, pero con un poco de suerte puedes disfrutar del paisaje y descansar un rato sentado en una de las sillas que acompañan

AGENDA
qué opinas
danos tu opinión
Marga
Chicago es la ciudadd de los clubs de blues y de los rascacielos. Es grandiosa, mucho más de lo que en principio uno se imagina.
Alberto
Las islas Hawai también forman parte de EE.UU. Sus paisajes tropicales y sus playas idílicas harán difícil que el viajero se quiera marchar.
Paloma
Una foto en el famoso Golden Gate, montar en el tranvía y visitar el barrio chino son tres cosas imprescindibles en la visita a San Francisco.
Javier
Reserva,como mínimo, una noche para recorrer los casinos más famosos de Las Vegas, como el Four Queens o el Fremont. Son sencillamente espectaculares.
África
Philadelphia es un hervidero de cultura y de arte. Es la ciudad de la fraternidad y el amor. No puedes perdértela.
Eduardo
Sobrevolar el Gran Cañón en helicóptero es una experiencia única, merece la pena pagar por ella.
Elsa
Una excursión imprescindible en el sureste del Colorado es la del Parque Nacional arqueológico Mesa Verde.
Juan Carlos
Tienes que vivir la experiencia de recorrer al menos un tramo de la ruta 66. En el camino encontrarás pueblos que conservan el aire de los viejos tiempos y que son muy auténticos.
Martina
Yosemite es uno de los parques naturales más destacados del país. Merece mucho la pena visitarlo en cualquier época del año. Y además puedes quedarte en alguno de los bungalows que alquilan dentro.
Abel
Aunque no suele ser tan conocido, recomiendo el Desierto de Arenas Blancas, en Nuevo México. Es el paisaje más espectacular que he visto nunca.
Umberto
La Bahía de San Francisco es uno de los lugares idílicos de EE.UU. Comer fish & chips en los puestecitos del puerto y contemplar desde tierra la isla de Alcatraz te harán sentir dentro de una película.
Antonio
Miami Beach y las playas de California son exactamente iguales a como estamos acostumbrados a verlas en el cine. Son todo un espectáculo.
Ángel
Alaska merece por sí sola un viaje de varias semanas. Si vas en invierno la verás en estado puro y podrás dedicar unos días a esquiar en sus increíbles pistas nevadas.
Marga
Chicago es la ciudadd de los clubs de blues y de los rascacielos. Es grandiosa, mucho más de lo que en principio uno se imagina.
Alberto
Las islas Hawai también forman parte de EE.UU. Sus paisajes tropicales y sus playas idílicas harán difícil que el viajero se quiera marchar.
Paloma
Una foto en el famoso Golden Gate, montar en el tranvía y visitar el barrio chino son tres cosas imprescindibles en la visita a San Francisco.
Javier
Reserva,como mínimo, una noche para recorrer los casinos más famosos de Las Vegas, como el Four Queens o el Fremont. Son sencillamente espectaculares.
África
Philadelphia es un hervidero de cultura y de arte. Es la ciudad de la fraternidad y el amor. No puedes perdértela.
Eduardo
Sobrevolar el Gran Cañón en helicóptero es una experiencia única, merece la pena pagar por ella.
Elsa
Una excursión imprescindible en el sureste del Colorado es la del Parque Nacional arqueológico Mesa Verde.
Juan Carlos
Tienes que vivir la experiencia de recorrer al menos un tramo de la ruta 66. En el camino encontrarás pueblos que conservan el aire de los viejos tiempos y que son muy auténticos.
Martina
Yosemite es uno de los parques naturales más destacados del país. Merece mucho la pena visitarlo en cualquier época del año. Y además puedes quedarte en alguno de los bungalows que alquilan dentro.
Abel
Aunque no suele ser tan conocido, recomiendo el Desierto de Arenas Blancas, en Nuevo México. Es el paisaje más espectacular que he visto nunca.
Umberto
La Bahía de San Francisco es uno de los lugares idílicos de EE.UU. Comer fish & chips en los puestecitos del puerto y contemplar desde tierra la isla de Alcatraz te harán sentir dentro de una película.
Antonio
Miami Beach y las playas de California son exactamente iguales a como estamos acostumbrados a verlas en el cine. Son todo un espectáculo.
Ángel
Alaska merece por sí sola un viaje de varias semanas. Si vas en invierno la verás en estado puro y podrás dedicar unos días a esquiar en sus increíbles pistas nevadas.
Marga
Chicago es la ciudadd de los clubs de blues y de los rascacielos. Es grandiosa, mucho más de lo que en principio uno se imagina.
Alberto
Las islas Hawai también forman parte de EE.UU. Sus paisajes tropicales y sus playas idílicas harán difícil que el viajero se quiera marchar.
Paloma
Una foto en el famoso Golden Gate, montar en el tranvía y visitar el barrio chino son tres cosas imprescindibles en la visita a San Francisco.
Javier
Reserva,como mínimo, una noche para recorrer los casinos más famosos de Las Vegas, como el Four Queens o el Fremont. Son sencillamente espectaculares.
África
Philadelphia es un hervidero de cultura y de arte. Es la ciudad de la fraternidad y el amor. No puedes perdértela.
Eduardo
Sobrevolar el Gran Cañón en helicóptero es una experiencia única, merece la pena pagar por ella.
Elsa
Una excursión imprescindible en el sureste del Colorado es la del Parque Nacional arqueológico Mesa Verde.
Juan Carlos
Tienes que vivir la experiencia de recorrer al menos un tramo de la ruta 66. En el camino encontrarás pueblos que conservan el aire de los viejos tiempos y que son muy auténticos.
Martina
Yosemite es uno de los parques naturales más destacados del país. Merece mucho la pena visitarlo en cualquier época del año. Y además puedes quedarte en alguno de los bungalows que alquilan dentro.
Abel
Aunque no suele ser tan conocido, recomiendo el Desierto de Arenas Blancas, en Nuevo México. Es el paisaje más espectacular que he visto nunca.
Umberto
La Bahía de San Francisco es uno de los lugares idílicos de EE.UU. Comer fish & chips en los puestecitos del puerto y contemplar desde tierra la isla de Alcatraz te harán sentir dentro de una película.
Antonio
Miami Beach y las playas de California son exactamente iguales a como estamos acostumbrados a verlas en el cine. Son todo un espectáculo.
Ángel
Alaska merece por sí sola un viaje de varias semanas. Si vas en invierno la verás en estado puro y podrás dedicar unos días a esquiar en sus increíbles pistas nevadas.
comparte tus experiencias
Envíanos tu reportaje sobre Estados Unidos y compártelo con otros viajeros que como tú quieren saber más para disfrutar al máximo de sus viajes.
subir
 (se reescalará a 425x265px)