Estados Unidos
Parques Naturales de Estados Unidos
Grand Canyon National Park
La garganta que excava el río está considerada una de las maravillas naturales del mundo. Su mayor parte se encuentra ubicada dentro del Parque Nacional del Gran Cañón, uno de los parques más antiguos de Estados Unidos. El presidente Roosevelt fue uno de los grandes impulsores del mismo, visitándolo para cazar pumas o para disfrutar del precioso paraje. El Gran Cañón se originó por la acción del río Colorado, cuyas aguas fueron socavando el terreno durante años. Mide 446 kilómetros, cuenta con cordilleras entre los seis y los veintinueve kilómetros de longitud y alcanza profundidades de más de 1.600 metros. Los dos bordes del Gran Cañón ofrecen panoramas en sí muy distintos pero a la vez muy lejanos, por carretera distan 320 kilómetros, por lo que lo normal es visitarlos en días diferentes. La mayoría de turistas eligen el borde sur por su fácil accesibilidad y sus servicios destinados al visitante medio. El borde norte, por su parte, es más tranquilo pero no por ello deja de ser menos espectacular, sus 2.500 metros de altura y sus verdes praderas le sorprenderán. Recorrer el borde sur es, sin duda, una de las mejores posibilidades que ofrece el Parque. El Rim Trail es el paseo más sencillo y menos excitante y conecta, a lo largo de sus 21 kilómetros, diversos parajes pintorescos y sitios de interés artísticos. El Bright Angel es, en cambio, el recorrido más popular y vistoso. La empinada bajada al río Colorado de 13 kilómetros se interrumpe en cuatro zonas. Lo mejor para realizar todo el recorrido (Indian Garden o Plateay Point) es comenzar al amanecer. El South Kaibab es, probablemente, uno de los caminos más bonitos de todo el Parque; su combinación de paisajes y panorámicas de 360º hacen de este recorrido una aventura difícil de igualar.  
Dimensiones: 446 kilómetros/ Situación: Estado de Arizona/ Fauna: Puma, lince, coyote, cabra, pelicano marrón californiano o cóndor de California/ Actividades: Trekking, rafting o paseos en barca
Monument Valley
Uno de las instantáneas más conocidas del mundo la encontramos en Monument Valley. Sus aisladas mesetas y los rojos páramos, rodeados del desierto más absoluto y arenoso, han sido filmadas y fotografiadas en innumerables ocasiones, lo que permite disfrutar de un panorama que, aunque lejano, resulta muy familiar para cualquier visitante que se pase por el Monument Valley Navajo Tribal Park, conocido así por estar localizado en una reserva de los indios navajos. Este espectacular territorio no es un precisamente un valle en el sentido estricto de la palabra, es más bien un paraje ancho y plano salpicado de elevaciones en forma de chimenea, es decir, los últimos residuos de las capas de roca arenisca que en su día cubrieron la región. Monument Valley se ubica en la frontera de Utah y Arizona, muy próximo a la esquina suroeste del estado de Utah. Originariamente, en el año 1923, se creó como centro comercial de los indios navajos. La imagen más famosa del Monument Valley es un camino largo y ancho con altos promontorios alargados de más de 300 metros de altura.  A pesar de que las panorámicas del centro de visitantes son bastante espectaculares, la mayor parte del Monument Valley, sólo puede ser vista desde el Valley Drive, un camino de 27 kilómetros que permite observar las altas colinas. Asimismo, la reserva de los indios navajos ofrece una gran oportunidad de observar la cultura nativa americana.