Los Ángeles
Los Ángeles en un primer vistazo
Cuando se habla de Los Ángeles, hay que hacer una referencia inexcusable a la industria del cine, que ha elegido esta ciudad como su capital y su centro de operaciones. Desde que en 1913 Mille rodara la primera película en la ciudad, Hollywood ha acogido a grandes y prolíficas productoras, como Paramount, Twentieth Century Fox o MGM, si bien algunas de ellas han trasladado recientemente su sede a otros lugares. De la fábrica de los sueños, donde todo parece posible, han salido directores y actores que han deleitado, divertido y emocionado a millones de personas de varias generaciones.  
El suelo del Paseo de la Fama (o Walk of Fame), en Hollywood Boulevard, está cubierto con estrellas de bronce que tienen grabado el nombre de los artistas y directores más célebres que nos ha regalado el cine.
Los Ángeles es una ciudad controvertida. Aunque a muchos les pueda parecer una metrópoli fría y superficial, encierra una historia intensa y convulsa, que ha transcurrido entre un sobresalto y otro. Es una gigantesca área metropolitana que se extiende desde el océano Pacífico hasta Hollywood Hills, sin un núcleo histórico, comercial o administrativo bien definido.
Hollywood, Santa Mónica o Venice han adquirido una personalidad propia y han crecido como auténticas ciudades dentro de Los Ángeles. 
El turismo y la industria del ocio son los sectores económicos más prósperos y que más empleo crean en Los Ángeles, junto a la industria aeronáutica. Otro de los rasgos que define a Los Ángeles es su extraordinaria diversidad étnica, cultural, arquitectónica, paisajística y gastronómica, que se refleja en sus barrios, en sus edificios, en sus museos y en sus restaurantes. En una distancia relativamente corta se puede practicar el surf en las playas e internarse en frondosas arboledas próximas a las inmensas y transitadas autopistas. Los Ángeles continúan inspirando obras de arte, atrayendo a aventureros y cautivando a soñadores.