Miami
Preguntas frecuentes
1. ¿Qué documentación necesito para viajar a Miami?
Para viajar a Miami por turismo o negocios por un periodo igual o inferior a 90 días, los españoles únicamente necesitamos un pasaporte electrónico y la autorización ESTA que debemos solicitar en https://esta.cbp.dhs.gov/esta/esta.html. El ESTA vale 14$.
2. ¿Debo contratar un seguro médico?
En Miami la asistencia médica no es gratuita como en España y cualquier coste médico deberá correr a cargo del viajero. Por esta razón, es altamente recomendable contratar un seguro médico privado temporal, cuya cobertura sea lo más alta posible. También se recomienda viajar con algún botiquín, ya que las farmacias estadounidenses no suministran medicamentos sin receta médica.
3. ¿Qué puedo introducir en Estados Unidos?
Está permitido introducir en Miami un litro de bebidas alcohólicas, 200 cigarrillos y objetos por valor de hasta 100$. En cuanto a los líquidos en el equipaje de mano, sólo es posible llevar recipientes con una capacidad individual máxima de 100 ml., siempre que estén empaquetados en una bolsa transparente de plástico con auto cierre.  Está  prohibido introducir en Miami carne, fruta, plantas, semillas y billetes de lotería.  
4. ¿Cuál es al mejor época para viajar?
Los inviernos en Miami son suaves con temperaturas que suelen oscilar entre los 15º y los 30º C. Además, de diciembre a mayo es cuando menos humedad hay lo que hace que sea la época favorita de los turistas para visitarla. Los veranos se caracterizan por ser muy calurosos y se suelen alcanzar los 31ºC. Los porcentajes de humedad alcanzan el 90%, lo que hace que la sensación de calor sea mayor. También son muy habituales las tormentas en estos meses.
5. ¿Funcionan los aparatos eléctricos de España?
La corriente eléctrica de Miami, como en todo Estados Unidos, es de 110 voltios a 60 Hz. Los enchufes son de dos clavijas planas y por tanto es necesario un adaptador para los aparatos eléctricos europeos. Si tiene pensado adquirir aparatos electrónicos en Estados Unidos tenga en cuenta que no debe adquirir aquellos aparatos que no estén programados a 220 voltios.