Nueva York
Datos útiles
Documentación
Si viaja a Nueva York por turismo o negocio para una estancia igual o inferior a 90 días podrá entrar únicamente con el pasaporte, siempre y cuando sea un pasaporte electrónico, es decir, que lleve integrado un chip informático, un pasaporte con una fotografía digital impresa en la página de datos, o un pasaporte con una zona de lectura mecánica. Además desde el 2009 los españoles tenemos que cumplimentar, al menos 72 horas de embarcar hacia Estados Unidos, un formulario de autorización (ESTA) que puedes encontrar en https://esta.cbp.dhs.gov/esta/esta.html, y abonar 14 dólares.
Requisitos de entrada
Cuando aterrice en Nueva York, en el Control de Inmigración debe presentar el pasaporte electrónico o visado, el ESTA y el documento de color verde y de aduana cumplimentado, preferiblemente en inglés, que le van a dar en el avión. No es obligatorio viajar con un seguro de viaje, aunque si muy recomendable, sobre todo con un seguro que ofrezca asistencia médica y de repatriación. En EEUU la sanidad es privada y cualquier visita al médico debemos pagarla de nuestro bolsillo.
Aduanas e Inmigración
Está permitido introducir en Nueva York un litro de bebidas alcohólicas, 200 cigarrillos y objetos por valor de hasta 100$.
Carta Autorización Menores
Los menores de 16 años que viajen a Nueva York sin sus padres o tutores legales no necesitan una autorización, aunque sí es recomendable. En ella se nombraría a la persona responsable del menor durante el viaje y se indicaría las fechas de salida y de regreso, señalando así la vigencia de la autorización. Los padres o tutores legales que finalmente decidan realizar dicha autorización deben pedir cita a la embajada de EEUU en Madrid a través de Appointment for Notarials. La autorización vale 50 dólares, que se puede abonar en efectivo o tarjeta de crédito.
Normativas de líquidos
Sólo está permitido llevar en el equipaje de mano pequeñas cantidades de líquidos, que además tienen que ir en pequeños contenedores con una capacidad individual máxima  de 100 ml. Cada pasajero tiene que empaquetar estos contenedores en una bolsa transparente de plástico con autocierre de no más de un litro de capacidad máxima, para facilitar la inspección de estos productos en los controles de seguridad. Podrá subir al avión leche infantil y comida para bebés y medicinas y alimentos para dietas especiales para su uso durante el viaje.